1 febrero, 2023

Resiliencia en tiempos de crisis

por María Gabriela “Malela” Romanazzi (ARG) | Licenciada en Psicología

Se trata de aprender de una situación luego de haberla pasado. Zach Betten

La persona no nace con una determinada capacidad de resiliencia. Se va aprendiendo: de lo que se vive en la infancia, en el entorno, los modelos que recibe, de ver cómo otras personas asumen las dificultades que se les presentan y cómo las enfrentan; es lo que uno va aprendiendo desde chico.

Afrontar, resolver, aprender, salir. Nathan Dumlao

Cuando no se tiene una buena resiliencia, las personas se rodean de otras personas que no son positivas, sino negativas, que a veces intentan controlar las situaciones y no las emociones; que son lo que más hay que trabajar en este tema. Son personas muy estructuradas e inflexibles a los cambios. Se bajonean mucho, no tienen propósitos en su vida, no tienen proyectos. Todo esto influye, y a veces, pueden llegar a un estado patológico como puede ser una depresión.

Una persona con una buena resiliencia, busca ayuda en los demás, en el apoyo social. Y sobre todo en el humor. El humor es también, lo que al afrontar las adversidades de la vida, nos salva.
Las personas con buena resiliencia son muy objetivas, siempre encuentran recursos para salir adelante, y a pesar de que pasan situaciones de crisis o situaciones negativas, salen adelante con un optimismo realista y buscan ayuda si ven que no pueden solas, y eso es importante. Aparte, es saber también los límites de cada uno; eso es verse en forma objetiva y no tanto desde el punto de vista subjetivo.

Una persona resiliente es una persona con un buen estado anímico y que puede manejar bien sus emociones, poder actuar en determinadas situaciones de la mejor manera posible, enfrentando así esas crisis que a todos se nos presentan en algún momento, como una situación de aprendizaje, fundamentalmente, aprendiendo de esa situación luego de haberla pasado.

Otras secciones informativas y culturales

Dejanos un comentario